Itinerario: Entorno del río Fluvià



El itinerario natural alrededor del río Fluvià es un espacio de gran belleza natural y paisajística, donde se van sucediendo las zonas conreadas de campos de frutales y las zonas de vegetación más autóctona con la propia de los márgenes del río. La totalidad del espacio está incluido en el ámbito del Parque Natural Els Aiguamolls de l‘Empordà. El itinerario pretende valorar y permitir la contemplación de un lugar poco conocido de gran valor paisajístico y natural.


Iniciaremos la ruta en la nueva oficina de turismo, situada muy cerca del puente del río Fluvià. Aquí encontramos una zona verde con asientos y mesas de madera donde podremos descansar, contemplar el paisaje o comer una vez finalizado el itinerario.

El primer tramo del trayecto bordea los márgenes del río Fluvià. El paisaje se acentúa, porque allí predomina un espeso conjunto de árboles y matorrales que siguen el contorno del río. Siguiendo el camino, encontramos una pasarela de madera que atraviesa el río Vell, antiguo trazado del río Fluvià. Si hay suerte tal vez se tiene la oportunidad de ver a un animal muy inquieto: la nutria.


Más adelante se puede presenciar la Isla Caramany, una de las reservas integrales del parque natural. En este punto podremos contemplar un gran número de aves nadando, volando o descansando, como el ánade azulón, la polla de agua, el martinete común o la garza real.


Tras media hora de camino bordeando el río nos encontramos de repente con un tipo de vegetación muy diferente al resto, ello nos indica que nos estamos acercando al mar. El paisaje de este lugar está compuesto por salicornias, sosas finas, juncos y tamarices, plantas típicas de terrenos salinizados. Nos acercamos a La Gola, o desembocadura del río Fluvià, donde podremos ver embarcaciones que navegan serenamente por las aguas reposadas del río. Al otro lado de la ribera vemos el embarcadero del puerto de Sant Pere Pescador.



Nos estamos acercando a La Gola del Fluvià, donde después de haber recorrido casi 100 kilómetros desde la Garrotxa, el Fluvià llega a su fin mezclándose con el agua del mar de una forma dócil y tranquila.



Giramos a la derecha y seguimos el camino que bordea la playa. Aquí podremos ver algunas especies de aves como la cigüeñuela. Al cabo de 700 metros giramos a la izquierda y cogemos el camino que nos llevará al principio del itinerario.



El itinerario tiene una duración de una hora y media caminando, pero también cabe la posibilidad de hacerlo en bicicleta. Todo el trayecto está señalizado y dispone de miradores donde podemos pararnos a descansar, disfrutar del paisaje o tomar fotografías.

DSCN2584.JPG DSCN2567.2.JPG DSCN2655.JPG DSCN2691.JPG
itinerari_natural_mapaaa.gif tria 07.JPG PICT0883.JPG tria 08.JPG
 
Poma